VOZ CIUDADANA

 

Espacio dedicado para la denuncia ciudadana. Todo el que no tenga un blog y quiera remitirnos alguna impresión, opinión o comentario, podrá hacerlo enviando un correo electrónico a info@rsci.es

No se admitirá ningún tipo de insulto en la redacción.

SUELDAZOS POLÍTICOS

Por: José María SRP (Toledo)

Que el país está agotado, a la vista está y nadie lo duda, como tampoco duda de la incapacidad manifiesta de nuestro zombi (según los diarios) patrio, Zapatero.

Ahora con la crisis derrumbándose (desaparecer, porque no va a quedar, ni eso), el recorte de sueldo de los españolitos está sustentado en los refranes de nuestro insigne toledano, Covarrubias.

En nuestra débil democracia, se viene diciendo, el que nuestros avarientos y déspotas patrios (“Todo para el pueblo pero sin el pueblo, solo para nosotros”) son los dueños y señores del dinero público y ello se nota palmariamente, puesto que lo sufre uno cuando va a pedirles alguna migaja o igualdad de prebendas y sale despachado con una coz dialéctica, farragosa, tanto inoperante como prometiente.

Ayer leí en varios diarios que nuestros fariseos políticos son los más castólicos, castólicos, casi, de Europa, puesto que predican con la castidad y frugalidad (para los demás) de medidas de ingeniería financiera estatal colectiva, o cordón sanitario económico, como diría EL ROTO. Viene ello a colación porque hace pocos años los señores BONO y BLANCO y otros POPULARES, pregonaron mediáticamente el que los políticos españoles no estaban suficientemente pagados o no en la proporción como en la Europa rica.

Claro que, nuestros padres, tienen excusas para todo, con tal de no cumplir ellos, y cargarnos con la culpas pecuniarias a los de a pié o votantes con dos tres refranes muy gallegos “Ande yo caliente, y escuézase la gente” pues ya nos los dicen en campaña electoral “ Prometer hasta meter, después de metido, nada de lo prometido” y “ Una cosa es predicar y otra muy distinta, es dar trigo”, porque dar, lo que es dar, dan poco, cuando el que reparte el trigo y es dueño y señor, es el político y nos hacen ver justa y real su praxis lógica, con galimatías del lenguaje político, resumido en dos frases: “El parte y reparte, se queda con la mejor parte” y “El que está en el molino es el que muele”.

 

Ante este esperpento llega la castidad y la frugalidad imperiosa de nuestra economía y leo que salen a bombo y platillo congresual, diario ABC: “Nuestros políticos se brindan los sueldos y jubilaciones contra la crisis”, mientras que “Nos hacen comulgar con enormes ruedas de sus molinos financieros”, sacando el aceite que lubrica la marcha del país de la pobres aceitunas ciudadanas, el orujo, el ollejo y el hueso para hacer leña y calentarse en sus cómodas mansiones. Si pasamos a estas recetas aceiteras, las tenemos ya realizadas en: congelación salarial, (para los demás), edad de jubilación (para los demás), cotizaciones (ellos 9), pensiones (brindadas las suyas) y en el aire, las nuestras, después de cotizar, nosotros, 40 años.

Como botón de muestra, ¡Ya aberrantes! TRES señoritas: la primera, Teresa de la Vega “ Trabajando aún más por España y nuevo cargo con más sueldo y sueldos”; la segunda, Leire PAJÍN “Me sale de los Varolios (científico descubridor de este puente testicular) y aumentando su paga con cada bostezo congresual y cívico -educativo; y la tercera, nuestra COSPEDAL, que tiene algo parecido de sueldazo (pero yo, que ella, tendría el arrojo de rebajármelo y así los daba en la cara, obligándolos moralmente, a rebajarse el sueldo a todos los cargos del país para dar ejemplo como en Irlanda, en donde los han rebajado el sueldazo subtancialmente).

Señores ciudadanos “ Nuestro próceres patrios nos van a machacar, acuchillar, moler, exprimir y extraer nuestro aceite para cargar con la penitencia de sus pecados y despilforros (se forran ellos) económicos. ¿En dónde cabe mayor fariseismo, despótico y grosero?. Claro que, respondería BONO y todas sus señorías, “Hemos votado así la Constitución y también les hemos votado a nuestros padres y sistema, así que, nosotros tememos la culpa.


 

 

 

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: